miércoles, 15 de abril de 2020

Cuadernos de mano

Siempre he solido tener una o varios cuadernos en los que apuntar ideas, medidas, cálculos, listas de equipajes, recorridos de viajes, listas de la compra...

En la actualidad tengo 4 cuadernos. Bueno, alguno más tamaño A4, pero que no me gusta tanto usar porque es un tamaño demasiado grande para llevar y manejar, así que se queda en casa como hojas de sucio normalmente.

Estos cuatro cuadernos rondan medidas similares. Desde 15x11cm hasta 21x13cm.

El más pequeño, es el que más uso por tener un tamaño pequeño. Me lo puedo llevar a cualquier sitio (me cabe incluso en el bolsillo trasero del pantalon) y eso hace que lo tenga a mano para apuntes al momento, viajes, ideas,...
   
  


 La compré en una tienda de Tiger y no tiene un gran papel. Con un color amarillento a papel reutilizado.

Es con el que el verano pasado me animé a dibujar algunos de los lugares por los que viajamos en el Valle del Loira, Francia.
El castillo de Cahumont Sur Loire
Calles de Blois
Y el puente de Jacques Gabriel, en Blois.



Antes había dibujado alguna salida en bici por Donosti, una de las entradas a Carcassonne, las piscinas de Etxadi, una casa de Kayserberg en Alsacia, Francia, y tanto la borda de mis suegros en Asteasu, como la casa del pueblo de mi suegra en Fuenterrebollo.

   
  

Luego empecé otro cuaderno, algo más grande, de 18x13cm, que regalaron a Urko en un curso de verano y que tampoco tiene buenas hojas. Incluso peores que el anterior cuaderno. Con menos gramaje, pero de mayor tamaño.
Aquí ya me compré unos Unipin Fine Line desde 0.05mm a 0.8mm (de los que solamente uso el de 0.05 y el de 0.1mm) que me ayudaron con el trazo al detalle.
Y comencé a dibujar fotos de los ultimos viajes realizados (Bergamo, Italia; Amboise, en el Loira; Baiona, Francia,...)


  

Y me compré el tercero de los cuadernos, el más grande de ellos. Un Moleskine de 21x13cm con hojas para acuarela.

Siempre dibujaba en blanco y negro, con rotu de punta fina y lapiz. Me daba miedo darle color y no me salía bien cuando lo intentaba (la verdad que nunca quedas agusto)
Le cogía el gusto a dibujar, así que Josune tuvo el gusto de regalarme una caja de acuarelas, un pincel de agua, goma, y boli blanco. Ahí comencé a dar color. Bueno, primero con unos lapices acuarelables y luego ya con acuarelas de verdad.


 








 




Y en navidades me regalaron mi cuarto cuaderno. Similar en tamaño al más pequeño de los que tenía, pero con papel para acuarela y ya de calidad. Perfecto para llevar de viaje y guardar en cuaquier lugar.


Y ésto es todo amigas.



1 comentario:

  1. Mis 2 webs (sin publicidad) pueden interesarle a usted: yofrenoelcambioclimatico.blogspot.com (MENOS es MEJOR) y plantararboles.blogspot.com, un manual para reforestar, casi sobre la marcha, sembrando semillas de árboles autóctonos en zonas deforestadas, baldías, más o menos cercanas al lugar de su recolección. Salud, José Luis Sáez

    ResponderEliminar